Antigua Cervecería Andrés Ebner
Ubicación: Independencia Nº 565
Tipología: Monumento Histórico

La Sociedad Fábrica de Cerveza de Andrés Ebner fundada en 1880, fue fundamental en el desarrollo de la floreciente industria chilena del siglo XIX y XX. Su edificación tiene un estilo ecléctico con espacios de uso mixto, ubicándose originalmente en el primer nivel las oficinas y en el segundo la residencia familiar. La fábrica fue una de las más sobresalientes en la elaboración de cerveza, siendo la Pilsen uno de sus brebajes más aclamados y consumidos. Fue asimismo, cuna de la bebida sin alcohol Bilz, la que fue publicitada por tener propiedades curativas y recomendada por la primera médica chilena, Eloísa Díaz. Tuvo más de 800 operarios, su producción surtió el mercado nacional e internacional, llegando a exportar a Perú, Ecuador y Argentina. En 1916, pasa a manos de la Compañía de Cervecerías Unidas, que se mantuvo operativa hasta 1978. El edificio es Monumento Nacional desde el año 1984 por decreto Nº 646, y hoy se encuentra restaurado.

Hacia 1820, la viajera inglesa María Graham calificaba el barrio de La Chimba como “famoso por su bien montada cervecería” (Graham, 1953, p. 120), consignándose así un temprano vínculo entre la producción de cerveza y este sector de Santiago. 

En 1868 se constata la existencia de la Fábrica La Estrella de los dueños Stumpfner y Koch, que luego pertenecería a Adolfo Bohlmann. En 1880 fue subastada y adjudicada a Andrés Ebner, quien la adquirió solo “por un puñado de pesos” (Martínez, 1896,p. 184). Este empresario, oriundo de Munich, Alemania, vivió en Lima, luego en Valparaíso hasta asentarse en Santiago hacia 1870, con una cervecería ubicada en calle San Pablo (Rosales, 1887, p. 224). En 1880 se instaló en La Cañadilla con la que fue, sin duda, una de las industrias más relevantes de fines del siglo XIX. 

La Cervecería Ebner se caracterizó por sus instalaciones modernas, las que fueron proyectadas por el arquitecto Alfredo Möller. Uno de sus productos más célebres fue, sin duda, la bebida gaseosa Bilz, cuyas “cualidades medicinales” la hicieron uno de los brebajes más demandados de la época. A fines del siglo XIX producía más de 4 millones de litros de cerveza de diversos tipos y contaba con 300 operarios, entre hombres y mujeres (Canto, 1893, p. 18) los que se organizaban en una Sociedad de Socorros Mutuos. Las trabajadoras se ocupaban de las labores de etiquetado, lavado, envasado y tapado de botellas, mientras los hombres de las tareas más pesadas. 

La producción anual de la fábrica ascendió a 25 millones de litros de cerveza, que además se repartía en carretones por toda la ciudad. Elaboraba además, vapor de cerveza, hielo, malta y aguas minerales (Gay, 1854, p. 281) y otras bebidas saborizadas, productos que llegaron a exportarse a Perú, Ecuador y Argentina. 

Por decisión de los descendientes de Ebner, en 1916 la fábrica pasa a manos de la Sociedad Gubler y Cousiño, la que devendrá en la Compañía de Cervecerías Unidas, funcionando como tal hasta 1978.  

Entre 2012 y 2019 se llevó a cabo un proceso de recuperación y restauración del inmueble, del que se rehabilitó lo que eran las oficinas, la torre de procesamiento de cebada y la residencia de la familia. 

A fines del siglo XIX, este Monumento Nacional le confirió al barrio un carácter moderno e industrioso, que irrumpía con el cariz pueblerino que lo identificaba hasta entonces. En la actualidad, la construcción conserva su color original, gesto que rememora con fidelidad una de las industrias más sobresalientes y promisorias de su tiempo. 

Bibliografía para profundizar

  • Couyoumdjian, Juan Ricardo. “Una bebida moderna: la cerveza en Chile en el siglo XIX”. Rev. Historia, Santiago, diciembre, 2004. 
  • Gay, Claudio. Atlas de la Historia Física y política de Chile, Paris: Imp. De E Thunot, 1854 
  • Graham, María. Diario de mi residencia en Chile en 1822, Santiago: Ed. Del Pacífico, 1953
  • Martínez, Mariano. Industrias Santiaguinas, Santiago: Imp. Barcelona, 1896
  • Pérez Canto, Julio. La Industria Nacional, Santiago: Imp. Cervantes, 1893 
  • Rosales, Justo Abel. La Cañadilla de Santiago. Su historia i sus tradiciones. 1541- 1887, Santiago: Ed. Tip. La Época, 1887
GALERÍA

Fábrica de cerveza Independencia. Imprenta Barcelona, Santiago a la vista, 1913.

Recorte publicitario. Patronato Nacional de la Infancia, Almanaque del Patronato Nacional de la Infancia, 1921

Pabellón de la Ebner en Quinta Normal. Revista Zig-Zag, diciembre de 1910.

Trabajadores cervecería Ebner. El Obrero Ilustrado, julio de 1906.

Máquina a vapor Sulzer Tandem.Revista Zig-Zag, diciembre de 1911.

Caricatura Bilz. Revista La Lira Chilena, diciembre de 1906

Recorte publicitario. Revista Corre Vuela, enero de 1908.

 

Publicidad Bilz. Revista La Lira Chilena, mayo de 1904.

Publicidad cerveza Bock. Revista La Lira Chilena, mayo de 1904.

Publicidad Malta Negra, Andrés Ebner. En Pinterest Publicidad gráfica retro

Cervecerías Unidas-Independencia. Archivo Fotográfico Histórico Institucional de ENEL, Archivo Fotográfico Biblioteca Nacional.

Antes y después, restauración de fachada cervecería Ebner. Archivo Municipalidad de Independencia.

Comparte esta información
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Corporación de Cultura y Patrimonio de Independencia.
Profesor Zañartu 1185, 2º piso. Independencia, Santiago de Chile.
Corporación de Cultura y Patrimonio de Independencia.
Profesor Zañartu 1185, 2º piso. Independencia, Santiago de Chile.
Web by Kúbika House
Corporación de Cultura y Patrimonio de Independencia.
Profesor Zañartu 1185, 2º piso. Independencia, Santiago de Chile.